Política de calidad

La dirección de Movired define en el presente apartado la política de calidad a poner en práctica a todos los niveles de la organización.

La política de calidad es revisada por el procedimiento de revisión del sistema de gestión de la calidad y puesta al día mediante revisión del presente documento.

A partir de la política de calidad, y dentro del procedimiento de revisión del sistema, la dirección definirá unos objetivos de calidad cuantificables.

La dirección de Movired pretende que la orientación de su actividad mantenga la evolución experimentada en los últimos años hacia la realización de servicios de mayor valor añadido. Estos servicios se orientan hacia la realización de proyectos que supongan:

  • Conocimiento del cliente, sus necesidades y expectativas.
  • Conocimiento del entorno. Adecuación de las necesidades del cliente al entorno.
  • Análisis interno riguroso de la viabilidad de los proyectos.
  • Retroalimentación al cliente de propuestas para hacer viable su proyecto.
  • Establecimiento de requisitos.
  • Cumplimiento de requisitos legales, reglamentarios y del cliente.
  • Planificación de recursos.
  • Reinversión de beneficios en recursos técnicos.
  • Formación de personal en tecnologías nuevas que permitan acometer los proyectos de manera más eficaz.
  • Establecimiento de objetivos cuantificables y análisis del cumplimiento de los objetivos ya establecidos.
  • Comunicación a la organización de objetivos, requisitos, recursos.
  • Ingeniería de los procesos, definiendo, optimizando y documentando, donde sea necesario, todas las actividades que tienen incidencia en el cumplimiento de los requisitos establecidos.
  • Seguimiento de que todo el personal ejecute su trabajo según los procedimientos, instrucciones y planes de calidad, con el objeto de cumplir requisitos.
  • Optimización de la utilización de los recursos internos a fin de poder ofrecer un servicio de calidad, competitivo en precio.
  • Seguimiento de objetivos y satisfacción del cliente.
  • Seguimiento de propuestas internas (personal) y externas (clientes y proveedores) para la mejora continua del sistema de gestión de calidad y la reingeniería de los procesos.

Dichas líneas de actuación están presentes en cada proyecto y se retroalimentan de los resultados obtenidos durante y tras la realización de un proyecto, incluyendo especialmente la opinión del cliente.

Con el fin de asegurar que el sistema de calidad sea entendido, implantado y mantenido por todos los niveles de la organización, la dirección efectuará reuniones internas de información.

Cada trabajador deberá asumir, en consecuencia, la responsabilidad de la calidad de su propio trabajo.